Mariposas del alma

imagesCAWUSQLH“Las neuronas son células de formas delicadas y elegantes, las misteriosas mariposas del alma, cuyo batir de alas quién sabe si esclarecerá algún día el secreto de la vida mental (….) Es preciso sacudir enérgicamente el bosque de las neuronas cerebrales adormecidas; es menester hacerlas vibrar con la emoción de lo nuevo e infundirles nobles y elevadas inquietudes”.

Santiago Ramón y Cajal no es un poeta, tampoco un pintor, es el premio Nobel de medicina de 1906. En su época, para ilustrar las observaciones microscópicas no tenía más remedio que dibujar. Cuando observamos las ilustraciones que hizo de la corteza cerebral, del hipotálamo o del cerebelo, nos quedamos impresionados al descubrir los extraños y oníricos paisajes que llevamos todos los seres dentro.

Cajal también afirmó que: “Todo ser humano, si se lo propone, puede ser escultor de su propio cerebro”. Decía que, según cómo pensamos moldeamos nuestras emociones y cambian nuestras percepciones. ¡Podemos hasta cambiar las neuronas!! Esta afirmación, que entonces muchos creyeron metafórica, ahora la comunidad científica dice que es cierta.

“The Brain -is wider than the Sky-
For -put them side by side-
The one the other will contain
With ease -and you- beside-
The Brain is deeper than the sea-
For -hold them- Blue to Blue-
The one the other will absorb-
As Sponges -Buckets- do-
The Brain is just the weight of God-
For -Helft them- Pound the Pound-
And they will differ -if they do
As Syllable from Sound”
Emily Dickinson

 

Anuncios