El día del padre

sillar segóbriga

En Roma el paso a la adolescencia se celebraba el 17 de marzo, durante las fiestas de Liber Pater. Liber personificaba el poder masculino procreador y se realizaban ritos para asegurar el crecimiento de las semillas en el principio de la primavera.

Ese día, los jóvenes varones de entre catorce y dieciséis años acudían con su padre al Capitolio vistiendo por primera vez la llamada toga virilis que indicaba que el joven ya tenía capacidad para engendrar. Se les daba los tres nombres (praenomen o nombre de pila, nomen o apellido de la gens o linaje, y cognomen o nombre de la familia concreta dentro de la gens) y quedaban inscritos como ciudadanos romanos. Una vez en el foro, el joven efectuaba un sacrificio en honor de Liber.

De ahí viene el origen del día del padre.

( Imagen: sillar. Restos romanos de Segóbriga, Cuenca)

Anuncios

Agua turbia o desenredar pensamientos

camara 029

El remolino gira sobre sí mismo, retiene hojas y ramas, escarba y levanta el lodo. Su energía no sirve para avanzar solo sirve para dar vueltas sobre lo mismo, remover y enturbiar el agua. Muchas veces, atrapados en un torbellino no pensamos más que en una cosa y seguimos dándole vueltas a lo mismo.

Los remolinos se forman en los ríos cuando en el fondo hay algo que hace de sumidero. Algo en lo más hondo absorbe el agua y activa esa energía que se concentra inútilmente sobre sí misma.

Pero los remolinos no atrapan el agua de forma infinita. En un momento dado, se deshacen naturalmente cuando, dejando fluir al río, aquello que había en el fondo se desliza suavemente.

El agua fluye entonces, ……clara, cristalina.

“En derredor del sol gira la tierra,
haciéndose, al girar, sombra a sí misma,
y en redor de mis propios sentimientos,
hallando sombra y luz, mi mente gira.”
Concepción de Estevarena, Luchas

(Imagen: Detalle. Libro de Job, Incipit, f. 304. (Winchester, s XVI))

Dust in the wind. Miércoles de ceniza

“Llora con cenizas sobre el pelo” como hacían griegos, egipcios y judíos en señal de duelo y en un día como hoy, nos recuerdan que no somos más que polvo. Entonces nos señalan en la frente con la ceniza de aquello que fue alegría, lo que ha quedado después de quemar las palmas y las ramas de olivo del muy lejano Domingo de Ramos.

Sin embargo, Jesús dijo ““Cuando oréis, no seáis como los hipócritas, a quienes les gusta orar de pie en las sinagogas y en las esquinas de las plazas, para que los vean los hombres. En verdad os digo que ya han recibido su recompensa. Tú, en cambio, cuando ores, entra en tu cuarto, cierra la puerta y ora a tu Padre, que está en lo secreto, y tu Padre, que ve en lo secreto, te lo recompensará.
Cuando ayunéis, no pongáis cara triste, como los hipócritas que desfiguran sus rostros para hacer ver a los hombres que ayunan. En verdad os digo que ya han recibido su paga. Tú, en cambio, cuando ayunes, perfúmate la cabeza y lávate la cara….” Mateo (6, 16-18)

Rezar y ayunar son solo para ti, para mirar más dentro sin las ataduras del cuerpo….

 

 

En febrero llegan las flores

voiletas
En silencio y con frío,  así trabaja el oscuro y largo invierno….. Así se prepara el sustrato que dará vida a los colores. Sin la fea hojarasca y los desechos que se descomponen bajo la nieve, sin la fermentación  de los meses sin luz no puede haber levadura, abono ni  medicina para curarnos, …

Hay sol: brotan las violetas.

 

Cumpleaños

HIDEGARD2

En la antigua Roma se utilizaban clavos para detener posibles acontecimientos. Se escribía en el suelo o en la pared la amenaza temida: una persona, un enfermedad, un embargo,.. y, delante, se hincaba un clavo profundamente. Así el problema no podía avanzar más.  El 13 de septiembre, en una ceremonia en el templo de Júpiter, se clavaba cada año el Clavus annalis en el lado derecho del altar, con la intención de señalar el tiempo y fijar la llegada de cada año.

Nosotros, cada año, celebramos nuestro cumpleaños. Sin embargo, hay muchas personas que temen cumplir años.

Pero no podemos clavar el tiempo. No podemos parar una flecha lanzada en pleno vuelo. Lo que vuela está vivo y porque está vivo, muere. Eso no debería importarnos. Los campos se agostan ¿por qué preocuparse por algo sobre lo que no podemos hacer nada?. Intentar parar el tiempo es estéril. Cumplir años es madurar, ser más sabio.

Muchos no se atreven a cerrar los ojos para pedir un deseo antes de apagar las velas cada año: ¿han renunciado a los sueños, y a celebrar, hasta el último día, que la vida es un regalo?

“Dicen que no hablan las plantas, ni las fuentes, ni los pájaros,
ni el onda con sus rumores, ni con su brillo los astros,
lo dicen, pero no es cierto, pues siempre cuando yo paso
de mí murmuran y exclaman:
Ahí va la loca soñando
con la eterna primavera de la vida y de los campos,
y ya bien pronto, bien pronto, tendrá los cabellos canos,
y ve temblando, aterida, que cubre la escarcha el prado.
-Hay canas en mi cabeza, hay en los prados escarcha,
mas yo prosigo soñando, pobre, incurable sonámbula,
con la eterna primavera de mi vida que se apaga
y la perenne frescura de los campos y las almas,
aunque los unos se agostan y aunque las otras se abrasan.
Astros y fuentes y flores, no murmuréis de mis sueños,
sin ellos, ¿cómo admiraros ni cómo vivir sin ellos?”
Rosalía de Castro

(Imagen: Hildegarda de Binden. Liber divinorum operum. 1230. Biblioteca Statale. Lucca. Italia)

Lo tóxico en grandes cantidades

goya capri

Solo lo que es demostrado es verdadero. Como en otros tiempos lo fue la religión, ahora es la ciencia. Podríamos llegar a creer que la característica fundamental del hombre es que razona y que es el único animal capaz de construir abstracciones e ingenios. Pero el hombre es mucho más que eso….

Cuando vamos a una exposición sobre el paleolítico y miramos los objetos de nuestros más lejanos antepasados, además de lanzas y puntas de flecha, además de cuencos de barro nos preguntamos ¿por qué razón dibujaron y grabaron ese bonito ciervo en el mango? ¿Qué razón tendrían para pintar de colores el borde de las vasijas? ¿Para qué servían esas pequeñas figuras de barro de mujeres de formas redondeadas adornadas de collares?

Por la dictadura de la razón, abandonamos hace tiempo aquello que nos iluminaba por dentro, la energía de vida, la fuerza de crear con pasión. Dejamos de lado los animales, los colores y las figuras de barro y nos dedicamos solo a pensar, medir y calcular. Dejamos de estar enteros.

Entonces, cuando ya solo quedan cosas y máquinas, la razón y la ciencia, aparece el miedo.

The tree of knowledge was the tree of reason.
That’s why the taste of it
drove us from Eden. That fruit
was meant to be dried and milled to a fine powder
for use a pinch at a time, a condiment.
God had probably planned to tell us later
about this new pleasure.
We stuffed our mouths full of it,
gorged on but and if and how and again
but, knowing no better.
It’s toxic in large quantities; fumes
swirled in our heads and around us
to form a dense cloud that hardened to steel,
a wall between us and God, Who was Paradise.
Not that God is unreasonable – but reason
in such excess was tyranny
and locked us into its own limits, a polished cell
reflecting our own faces. God lives
on the other side of that mirror,
but through the slit where the barrier doesn’t
quite touch ground, manages still
to squeeze in – as filtered light,
splinters of fire, a strain of music heard
then lost, then heard again.
Denise Levertov

(Imagen: Francisco de Goya. Grabado de la Serie “Caprichos” nº 43. 1799. Biblioteca Nacional de España)

No irse por las ramas

arbol de la ciencia_Ramon_Llull,_1505

En 1633, Galileo fue condenado por defender que la tierra y los planetas giraban alrededor del sol. Descartes acababa de terminar de escribir su “Tratado del mundo y de la luz” donde apoyaba las tesis de Galileo y decidió no publicarlo. Tenía miedo:” ¿cómo avanzar en el conocimiento y no ser perseguido?”. Escribió entonces unas meditaciones filosóficas para fijar un método ordenado de pensamiento que diera solidez a sus razonamientos.

Empieza el libro diciendo que, para avanzar en el conocimiento, es preciso desprenderse de todas las ideas recibidas y reconstruir, de nuevo y desde los cimientos, todo el pensamiento.

Y es que hay veces que lo que necesitamos, es empezar de cero……

Lo que está en reposo es fácil de retener. Lo que no ha sucedido es fácil de resolver. Lo que es frágil es fácil de romper. Lo que es menudo es fácil de dispersar. Prevenir antes de que suceda,
y ordenar antes de la confusión. El árbol que casi no puede rodearse con los brazos, brotó de un germen minúsculo. La torre de nueve pisos, comenzó por un montón de tierra. El viaje de mil kilómetros, empezó con un paso.
Lao Tse, Tao Te King

(Imagen: Ramon Llul. El árbol de la ciencia (Roma, 1296). Edición 1505. Houghton Library, Harvard University )