A veces nada se mueve

«¿Es una nube que se eleva, o un humo de ámbar? ¿Es lluvia que cae, o agua de rosas?
¿Es un jardín que se ofrece a mi vista, o el Paraíso Eterno?
¿Son ramas tiernas, o talles ceñidos por el cinturón de las flores?
¿Es el ruiseñor el que canta, o una muchacha que teme el desvío?
Tú recuerdas al alma todo aquello que la emociona, pues muchas veces las cosas triviales nos conducen a las serias…»
Ahmad ibn Játima Al-Ansari (España. Al-Andalus, 1324-1369). «Dijo, improvisando, sobre un día maravilloso de primavera»

 

2 comentarios en «A veces nada se mueve»

Los comentarios están cerrados.