No te pienses sin amor

amor

El amor es como el fuego que ilumina, funde y transforma. El amor puede también abrasar. Con el amor podemos intoxicarnos, podemos quemarnos a carne viva y, como pirómanos, buscar sin cesar su calor sin poder alcanzar la luz de sus llamas.

Todos fracasamos alguna vez en el amor. Todos hemos tenido miedo a enamorarnos porque, cuando es de verdad, nos hace vulnerables. El amor nos obliga a abrirnos al otro y, sin la protección de la máscara, el otro puede herirte. ¿Cómo no sentirnos inseguros, si se trata de estar en sintonía con alguien que no soy yo mismo, mi ego, el que yo creo que soy?

Amar es entregarse. Es dejar salir toda la emoción, la vitalidad y la energía hacia fuera, dejar que el otro la tome y arriesgarse a que la rechace, a que la utilice, a que la pise. Pero el que da sin esperar nada a cambio es poderoso, porque es una fuente insaciable. Está vivo. Está lleno. Brilla.

Pero el amor también puede transformarnos. Podemos descubrir mundos nuevos, nos abre los ojos y nos hace mirar de otra manera. El amor es creativo, es energía. Amar es estar vivo. Si pensamos que podemos vivir sin calor, si creemos que no necesitamos luz, entonces no nos enamoremos.

“No te quedes inmóvil
al borde del camino
no congeles el júbilo
no quieras con desgana
no te salves ahora
ni nunca
no te salves
no te llenes de calma
no reserves del mundo
sólo un rincón tranquilo
no dejes caer los párpados
pesados como juicios
no te quedes sin labios
no te duermas sin sueño
no te pienses sin sangre
no te juzgues sin tiempo
pero si
pese a todo
no puedes evitarlo
y congelas el júbilo
y quieres con desgana
y te salvas ahora
y te llenas de calma
y reservas del mundo
sólo un rincón tranquilo
y dejas caer los párpados
pesados como juicios
y te secas sin labios
y te duermes sin sueño
y te piensas sin sangre
y te juzgas sin tiempo
y te quedas inmóvil
al borde del camino
y te salvas
entonces no te quedes conmigo.”
Mario Benedetti. No te salves

(Imagen: Libro de Horas de Amiens, Picardia, Siglo XV. Biblioteca Nacional de Francia)

6 comentarios en «No te pienses sin amor»

Los comentarios están cerrados.