Cómo entrar en lo más hondo

camara 039

En el barranco de Víznar, la noche del 18 de agosto, los vecinos del Sacromonte de Granada despiertan el alma del flamenco junto a la fosa donde tiraron a García Lorca. Cada año a la luz de las velas y bajo las estrellas, brotan quejidos que vienen de lo más hondo.

Cuando el canto hace brotar una emoción muy profunda utilizamos palabras del mundo mágico: duende, alma (soul)… Lorca explicaba el duende como “un poder misterioso que todos sienten y que ningún filósofo explica” y lo relacionaba con los místicos. Decía que  el cante jondo, para quemarnos la sangre,  necesita de la noche oscura.

No hay alma que pueda resistirse sin conmoverse al sonido de una granaína flamenca en mitad de la noche.

“Tú eres el agua oscura
que mana por adentro de la roca:
tu eres el agua oscura y entrañable
que va corriendo debajo de la tierra
ignorada del sol,
de la sed de los que rastrean la
tierra de los que ruedan por la tierra.
Tu eres el agua virgen sin destino
Y sin nombre geográfico;
Tú eres la frescura intocada,
El trémulo secreto de frescura,
El júbilo secreto de esta
Frescura mía que tú eres,
De esta agua honda que tú has sido siempre,
Sin alcanzar a ser más nada que eso:
Agua negra, sin nombre…
¡y apretada, apretada contra mi!”

Dulce María Loynaz – Agua escondida

(Image: “Bayad toca el oud para las damas”, Manuscrito árabe del siglo XII del cuento Qissat Bayad wa Reyad)

Anuncios

5 comentarios en “Cómo entrar en lo más hondo”

Los comentarios están cerrados.